La importancia de la salud mental en los pacientes de reproducción asistida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La salud mental de las pacientes de FIV puede seguir afectada hasta 17 años después del tratamiento, esta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de trabajo de la Universidad de Cardiff*.

 

Un proceso de reproducción asistida es una experiencia vital y supone un acontecimiento sumamente estresante para los pacientes que se someten a él. El cuidado de la salud mental por parte de profesionales cualificados es indispensable en este tipo de tratamientos tanto antes, durante como después.

 

Es importante que los pacientes conozcan las emociones y obstáculos psicológicos que se pueden encontrar a lo largo del proceso. La figura del psicólogo trabajará con ellos en la identificación de emociones o problemas derivados del propio ciclo, mostrará  las herramientas adecuadas para afrontar estos obstáculos y preparará a los pacientes a afrontar en el futuro momentos vitales derivados del propio tratamiento tales como un embarazo de riesgo, ciclos con donación de gametos, betas negativas, abortos recurrentes, etc.

 

Con un correcto abordaje psicológico no sólo se ayudará a los pacientes a lo largo del proceso sino que favoreceremos la prevención para que no aparezcan posibles desajustes emocionales y psicológicos en el futuro.

 

Elisa Saló (Psicología y Reproducción)

 

*http://humrep.oxfordjournals.org/content/early/2016/06/09/humrep.dew131.abstract

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Please reload

Entradas recientes